Seleccionar página

Autoridad sanitaria de EE.UU. amplía normas de importación de ciruelas chilenas tras detección de plaga

Autoridad sanitaria de EE.UU. amplía normas de importación de ciruelas chilenas tras detección de plaga

Las autoridades estadounidenses han endurecido las reglas de importación de ciruelas chilenas. Lo anterior tras una reciente detección de plagas, motivo por el que el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del USDA (APHIS) indicó que ahora requiere un tratamiento aprobado para la fruta. APHIS anunció el jueves en la noche que, con vigencia inmediata, está modificando las reglas de importación para evitar la entrada o introducción de la plaga polilla de la vid europea (EGVM), también conocida como Lobesia botrana, dañina para las plantas.

Las ciruelas chilenas frescas tiene acceso al mercado de Estados Unidos desde 1933. Actualmente, la mayoría de los envíos se inspeccionan en el puerto de exportación con la supervisión del APHIS en virtud de un acuerdo previo al despacho entre Chile y Estados Unidos. Los envíos se tratan con metilbromuro bajo autorización previa en Chile si se encuentran determinadas plagas externas.

El programa de autorización previa del APHIS en Chile interceptó una pupa EGVM el 17 de febrero de 2021 y una larva de EGVM el 23 de febrero de 2021. Ambas detecciones fueron de ciruelas que se producen en la región de O’Higgins en Chile para su exportación a EE.UU., indicó la organización en una declaración.

Daño a Estados Unidos

APHIS señaló que ha determinado que los envíos de ciruelas frescas con destino a Estados Unidos desde Chile representan un “riesgo fitosanitario significativo” para la industria frutícola nacional, especialmente uvas, debido a la EGVM en las áreas de producción de frutas de Chile.

“Debido a las recientes detecciones de EGVM en ciruelas chilenas, APHIS ahora considera que la ciruela fresca es un anfitrión de EGVM”, remarcó APHIS. “Para mitigar el riesgo de EGVM, todos los envíos de ciruelas de Chile para exportar a Estados Unidos deben ser tratados con un tratamiento aprobado por APHIS”.

“Las opciones de tratamiento actuales incluyen irradiación con una dosis mínima absorbida de 400 Gy al llegar a Estados Unidos o fumigación con bromuro de metilo de acuerdo con las regulaciones de tratamiento APHIS que se encuentran en 7 CFR partes 305, en Chile bajo el programa de autorización previa”.

La fumigación se puede realizar en Chile bajo un programa de autorización previa del APHIS hasta el final de la temporada de envío de ciruelas de Chile y, a más tardar, el 31 de mayo de 2021.

La polilla de la vid europea es originaria de Europa y ataca principalmente a las flores y frutos de la uva, pero tiene varios otros huéspedes de estado pobre o desconocido. En Europa provoca que los viticultores incurran en costes de control y daños importantes. La polilla de la vid europea se detectó en Chile en abril de 2008 en las uvas, dijo APHIS.

El daño causado por la plaga puede ser extenso, y algunos productores chilenos informaron pérdidas de hasta el 70% de sus cosechas de uva en 2008, señaló la institución. EGVM se estableció en California en 2009 y fue erradicada después de siete años y gastos de más de USD 100 millones.

FUENTE: Portalfruticola.com